ISSN 2603-6096




Illanas García, Luis, «El Mau Mau. De la derrota a la Independencia (1944-1962)», Guerra Colonial, (2017), nº1, pp.71-87





El Mau Mau. De la derrota a la Independencia

(1944-1962)

(The Mau Mau. From the defeat to Independence (1944-1962))


Luis Illanas García

Instituto Universitario Gutiérrez Mellado


Recibido: 29/10/2017; Aceptado: 13/11/2017;





Resumen


La historia de la descolonización de las colonias británicas de África no es un fenómeno uniforme. Encontramos grandes diferencias entre los procesos descolonizadores del este y del oeste del continente. Mientras que en el oeste se procede a un traspaso de poderes a las elites locales, como es el caso de Nigeria, en el este, se pretende instalar gobiernos mixtos formados por las elites europeas apoyados en grupos étnicos locales. Kenia es el fracaso de esa idea.

A lo largo de su historia, el país ha sufrido conflictos interétnicos relacionados con el Estado por parte de grupos raciales dominantes pero, a pesar de las diferencias existentes entre la población nativa, pudieron evitarse conflictos étnicos a gran escala hasta 1952.

El presente artículo es una cronología aproximada, desde la formación de los primeros grupos políticos nacionalistas hasta la independencia de Kenia, focalizando en la gestación, formación y objetivos del Mau Mau, y como su derrota desencadena el proceso de autodeterminación de Kenia, que en 1963 culmina con la declaración de independencia.


Palabras Clave

Kenia, Kenyatta, Mau Mau, África, descolonización



Abstract

Decolonization history about British colonies is no an uniform event, finding big differences between east and west Africa decolonization procedures. While in the west the new governments are passed to the local elites, like Nigeria, in the east, the British want to create white European governments supported by local ethnic groups. Kenya is the failure of this idea. Kenya throughout his history suffered ethnic conflicts between different ethnic groups and the dominant ethnic groups. Despite their ethnic and economic differences Kenya don´t suffered serious ethnic conflicts till 1952. This article is an approximated chronology from the first nationalist parties until Kenia´s Independence, focusing on Mau Mau´s development and objectives, to Mau Mau´s defeat, causing Kenia´s independence procedure that finishing in 1962 with independence declaration.


Keywords

Kenya Kenyatta, Mau Mau, Africa, decolonization


Contexto

En los años posteriores a la Primera Guerra Mundial las zonas más fértiles de Kenia, históricamente el territorio donde se asienta la etnia kikuyu, mayoritaria, son finalmente ocupadas por colonos europeos. El proceso había comenzado a principios de siglo con el establecimiento de las primeras explotaciones de sisal para exportación y el aumento de las tasas impositivas a productos como el trigo, así como el desarrollo de explotaciones agropecuarias de productos comerciales destinados a la exportación, fundamentalmente té y café, dos artículos altamente lucrativos.

En 1921 hay diez mil europeos residiendo en Kenia, la mayoría dedicados a la gestión de explotaciones agrícolas, para las que los kikuyu sirven de trabajadores y a los que en unos casos pagan sueldos míseros por su labor, y en otros ceden pequeños terrenos dentro de sus explotaciones para que los trabajen sujetos principalmente a dos condiciones: entregar la mayor parte de la producción y cultivar exclusivamente té o café. Siendo imposible practicar cualquier tipo de agricultura de subsistencia, fundamentalmente cereales, como hasta ahora venían haciendo los kikuyu.

La subsistencia para los kikuyu es muy dura, por lo que muchos deciden emigrar a las ciudades en busca de oportunidades. Para evitar la sangría demográfica que se produce del campo a las ciudades, la autoridad colonial la concentra en reservas, anticipando en Kenia la política de bantustanes de Sudáfrica, donde edifica poblados y concede pequeños lotes de tierra improductiva a sus habitantes con el fin de que practiquen una agricultura de subsistencia alternando con el cultivo del café y él té, en competencia con las producciones de los colonos blancos. Muchas veces los agricultores locales se ven obligados a combinar el trabajo en sus tierras estériles con el trabajo en las granjas de los colonos europeos.

Para asegurar el control de la población nativa el gobierno colonial establece dos medidas destinadas a evitar traslados de población. Para ello limita el movimiento de los kikuyu, masai, embu y otros grupos, obligando a toda persona no blanca a portar un permiso especial autorizando el desplazamiento para poder viajar. Y en segundo lugar, se introduce el juramento de fidelidad a la corona con el fin de crear un lazo entre el gobierno y la población y asegurar su lealtad. Una biblia en una mano y un puñado de tierra en la otra, sellan la unión entre la población local y el gobierno británico.

Estamos ante un moderno juramento de vasallaje por el cual los nativos se comprometen a trabajar, no moverse y ser fieles al señor, que lleva la acción civilizadora occidental a los grupos de salvajes que son incapaces de gobernarse, según los blancos, por sí mismos. Mientras, en la metrópoli, se mira con envidia a los colonos de Kenia, unos privilegiados poseedores de enormes extensiones de tierra y con un nivel de vida tan alto como el de Londres, pero a comienzos de la década de los veinte, los kikuyu comienzan a organizarse, y de las manos de James Beauttah y Joseph Kang'ethe forman la Kikuyu Central Association, (KCA), germen de lo que posteriormente sería el Mau-Mau. Uno de sus primeros miembros es Jomo Kenyatta, que es elegido secretario general en 1927.


Jomo Kenyatta

En innumerables conflictos postcoloniales, terroristas o patrocinadores de terroristas se han convertido en miembros del gobierno o jefes de Estado. Jomo Kenyatta es una figura tan controvertida que es difícil distinguir si realmente fue uno de estos hombres o fue inocente, tal y como defendió durante sus años en la cárcel.

Jomo Kenyatta nace en una familia de etnia kikuyu a finales del siglo XIX, huérfano a temprana edad es educado en la misión evangelizadora escocesa en Kenia. A finales de los años veinte Kenyatta, ya como secretario general de la KCA, viaja a Inglaterra con dos objetivos, solicitar a la Colonial Office, el Ministerio de Asuntos Coloniales, un reparto equitativo de la tierra de labor y buscar apoyos entre los movimientos anti coloniales. Kenyatta es visto como un negro «paleto» que ni siquiera sabe hablar inglés con corrección, por lo que se decide enviarlo de vuelta a Kenia tan rápidamente como fuera posible, sin embargo, llama la atención de algunas personas influyentes dentro de los movimientos nacionalistas asiáticos y africanos que en ese momento operan en Londres y, sobre todo de miembros del partido comunista británico; hecho que, además de asegurar su permanencia en Inglaterra, le abre las puertas de la URSS.

Durante dos años estudia economía en la Communist University of the Toilers of the East (KUTV) de Moscú, prestigioso centro intelectual patrocinado por la Internacional Comunista donde entre otros líderes estudian Ho Chi Minh o Deng Xiaoping. A partir de este momento, y a pesar de su ruptura con el Partido Comunista, Kenyatta será considerado como un peligroso revolucionario comunista por sus adversarios políticos.

Obligado a volver a Inglaterra se matricula en antropología en Londres, donde pasa toda la guerra alistado en la Home Guard y desempeñando diferentes trabajos. Es, durante estos años cuando rompe con el Partido Comunista debido a las discrepancias que mantiene con su campaña de 1939 contra la ablación genital femenina en África. En 1946, terminada la guerra, considera completada su formación intelectual y decide volver a Kenia para ponerse al frente del KAU.


La KCA y el KAU

La KCA nace en 1924 como consecuencia de la necesidad de organizarse políticamente ante el expolio y la pérdida de derechos al que se ven sometidos los kikuyu por parte del gobierno colonial.

Durante los primeros años de actividad, la KCA centra sus actividades en estructurar el partido, asentarse como oposición política al gobierno colonial y en agrupar, preparar y organizar a los diferentes grupos kikuyu. A pesar de ello, hacia 1936 las condiciones para los kikuyu empeoran aún más como consecuencia del ambiente prebélico: el imperio está almacenando comida en previsión de la tormenta que se avecina y el té y el café pasan a ser productos de primera necesidad. Aumentan las horas de trabajo y se rebajan los sueldos, a lo que se une un trato cada vez más duro por parte de los granjeros europeos.

Una de las primeras medidas que toma el gobierno colonial a comienzos de la guerra, es prohibir la KCA alegando el carácter subversivo de sus reivindicaciones y sobre todo, de su líder Jomo Kenyatta, considerado un comunista y un peligroso revolucionario. Pero, a pesar de esta medida, los movimientos políticos de oposición al gobierno colonial aparecidos antes de la guerra sobreviven y en 1944 se funda la Kenya African Union (KAU), heredera de la KCA, y embrión del movimiento independentista.

El KAU es un movimiento político de carácter nacionalista panafricanista, similar a otros que surgen por todo el continente, como el Nyasaland African Congress (NAC), en Nyasalandia, el actual Malaui; el Syndicat Agricole Africain (SAA) en Costa de Marfil o el National Council of Nigeria and the Cameroons (NCNC) en las colonias británicas en el oeste de Africa. El KAU tiene como principales exigencias la libre circulación de la población por todo el territorio, el reparto de las tierras de los colonos europeos el acceso de la población local a este reparto de tierras y por último, el fin del gobierno colonial.

Terminado el conflicto mundial, en 1946 gran parte de la población kikuyu y embu que había logrado emigrar a las ciudades en busca de oportunidades se encuentran desocupados, sin medios de subsistencia más que la vuelta al campo en unas condiciones muy duras. Al mismo tiempo unos cuarenta mil kikuyu ocupan tierras vacías antaño pertenecientes a los masai, deportados por los británicos para construir granjas en sus tradicionales tierras de pastoreo. Estos kikuyu malviven trabajando como peones y temporeros por un sueldo mísero en las granjas de los colonos que los reciben como mano de obra barata, y fomentan la llegada de más gente, llegando a cerca de 250.000 ocupas sin recursos y hastiados de su situación de precariedad a principios de los años cincuenta. En este momento, 1946, cerca de tres mil colonos europeos poseen unos 43.000 km cuadrados de tierras fértiles de las cuales solamente el seis por ciento está cultivado. En contraposición, cinco millones de kikuyu agrupados en reservas se reparten en 135.000 kilómetros cuadrados de terrenos prácticamente inútiles para la agricultura.

A estos grupos de trabajadores desocupados se unen entre 1946 y 1950 los soldados indígenas retornados, entre los que se encuentran muchos miembros de la KCA, que, una vez terminada la guerra mundial, licenciados del ejército, se encuentran sin trabajo a la espera de que él gobierno de Londres cumpla la promesa que les hicieron en 1940 de conceder tierras para trabajar una vez terminada y ganada la contienda. En una entrevista concedida al terminar el conflicto con el Mau Mau, John Maina Kahihu, miembro de la rama política del Mau Mau y uno de los supervivientes de la masacre del campo de concentración de Hola dijo al respecto de esta situación «En 1942 luchamos por los británicos, pero cuando volvimos a casa de la guerra, no nos dieron nada»1.

Esta promesa no se cumple por lo que, de nuevo, kikuyu, embu y meru se encuentran sin ningún tipo de reconocimiento del gobierno británico por el que habían luchado y lo que es peor, con un futuro incierto, circunscrito como el resto de la población no europea, a la vida en una reserva y un trabajo duro y mal pagado para los colonos europeos. La situación se agrava cuando estos veteranos, que en su mayor parte regresan de combatir en Birmania integrados en la 11ª división del este de Africa, en su mayoría King Africa´s Rifles, como parte del 14º ejército, ven como ocho mil veteranos británicos reciben tierras en compensación por los servicios prestados. Este es el punto de inflexión para estos licenciados bien entrenados y curtidos en la guerra contra los japoneses, que no tardan en organizarse y forman el grupo de los 40, The forty group, que será el germen del Mau Mau.


El Mau Mau

El grupo de los 40 hace suyas las demandas del KAU, e instan al gobierno colonial a cumplirlas o de lo contrario los veteranos tomarán de nuevo las armas. Para ello se organizan en un comité de emergencia, con base en Nairobi, que tiene la misión de organizar y coordinar acciones tanto en las ciudades como en el campo. Organizan protestas, manifestaciones y huelgas, produciéndose los primeros brotes de violencia.

En 1952, viendo que no se avanza en la consecución política de sus reivindicaciones, deciden dar un paso más en su estrategia y se organizan en un comité de emergencia con el objetivo de pasar a la clandestinidad y comenzar la lucha armada. A finales de año el comité de emergencia cambia su nombre al de consejo de guerra, y comienza la oposición al gobierno colonial y sus políticas por medio de la violencia.

Se definen como un movimiento de masas para la liberación de Kenia, ven a los colonos y al gobierno colonial como opresores que ocupan ilegalmente sus tierras, y reclaman la devolución de su territorio histórico, la libertad de movimiento y proclaman la unión y la libertad de todos los kikuyu. Se organizan bajo diversos nombres: Ejército Keniata de la tierra y la libertad y como herederos de la proscrita KCA también se hacen llamar KCA.

A imagen y semejanza al gobierno colonial obligan a sus miembros a prestar juramento, para ello copian el ritual británico, con un puñado de tierra en una mano y un trozo de carne de cabra en vez de una biblia en la otra.

Son una mezcla heterogénea de trabajadores sin empleo, agricultores, veteranos de guerra y temporeros, que, además admite mujeres en los grupos de combate. Punto y aparte es la integración de mujeres en los grupos de combate del Land and Freedom Army, asunto harto curioso y con una explicación un tanto farragosa. La sociedad tribal kikuyu, es tradicionalmente muy supersticiosa ya que considera que las mujeres, o una gran mayoría de ellas con el poder de ver el futuro, por lo que los comandantes del Mau Mau incluyen en sus grupos de mando a mujeres. Sin embargo, el general Dedan Kimathi fomentaba la integración de mujeres con formación académica directamente en los grupos de combate, quizá debido a la influencia socialista de algunos miembros del KAU. Aunque lo más probable es que, al igual que tratan de reclutar a todo hombre con formación, debido a la necesidad de contar con un servicio de información eficaz fuera más sencillo el trato entre mujeres, sobre todo si se hace referencia a aquellas en situaciones precarias, como las temporeras en el campo o prostitutas en Nairobi. A todas ellas se unen otras en diferentes situaciones, como las que eran vendidas por sus padres a nativos leales Gran Bretaña.

El gobierno colonial ya a finales de los 40 denomina al forty group como el Mau Mau, una oscura sociedad secreta de corte nacionalista que emplea el miedo y la superstición entre los kikuyu para ejecutar sus acciones contra el gobierno y los colonos (Meredith, 2005: 83), por lo que cuando comienza la lucha armada asignan a esta denominación un significado terrorista y fomentan la imagen de grupos de harapientos salvajes que asesinan y robaban indiscriminadamente.

Por supuesto, el Mau Mau reniega de esta denominación argumentando que son un verdadero ejército de liberación nacional, siendo su fin último la devolución de las tierras robadas por los blancos y el autogobierno. El nombre que ellos prefieren es el de Ejército de la Tierra y la Libertad, Land and Freedom Army (LFA). Operan formando reducidos grupos de combate de entre cinco y quince miembros organizados en guerrillas. Mal armados y alimentados, escondidos en los bosques de la zona central de Kenia, el monte Kenia, apoyándose en la reserva meru, y montes Aberdare, malviven de lo que rapiñan en los ataques a las granjas de los colonos blancos y de lo que da la tierra. Descansan de día escondidos en los bosques y actúan de noche, lo que junto con su conocimiento del terreno les da inicialmente cierta ventaja operativa sobre las unidades militares británicas organizadas en grupos grandes y que, actuando en terreno extraño, eran incapaces de identificar a sus objetivos.

Las primeras acciones del LFA consisten en robos de comida, armas y ejecuciones de aquellos que se niegan a apoyar sus acciones. Planifican y ejecutan ataques a objetivos no demasiado arriesgados, con capacidad defensiva limitada y generalmente apoyados por algún miembro encubierto que opera desde dentro. Estas acciones, que las autoridades denominan terroristas, son ataques contra oficinas de correos, granjas, cuarteles de la policía, pero sobre todo el objetivo principal son los kikuyus leales al gobierno, a los que tras ofrecerles unirse al Mau Mau ejecutan sin piedad si se niegan a hacerlo. En este sentido, tratan de reclutar a todo kikuyu con cierta formación, ya que se apoyan en civiles, que colaboran aportándoles comida y medicinas o actúan como servicio de inteligencia, cosa que no siempre logran, convirtiéndose en objetivo preferente los que no eran reclutados.

Se arman con lo que encuentran, desde machetes, lanzas y armas de cualquier tipo que pudieran fabricar, a herramientas agrícolas, a armas de fuego artesanales o recuperadas en sus enfrentamientos con el Ejército y los colonos. Los métodos del Mau Mau son brutales y el mito creado por los blancos incluso habla de salvajes guerrilleros armados con cadenas de bicicletas y pangas, el machete tradicional kikuyu, con los que mataban a golpes a sus víctimas.

El gobierno colonial en un principio contrapone al Mau Mau un discurso basado en la leyenda del juramento, durante el que consumen carne humana y practican otro tipo de ritos censurables. Gracias el salvajismo de los kikuyu y el resto de grupos minoritarios que forman el Mau Mau, desde Londres se justifica la acción colonizadora y civilizadora de los británicos en Kenia. Para los británicos el Mau Mau es una mezcla de supersticiones, magia negra y nacionalismo, aspectos que incrementan la percepción de la población de una sociedad secreta de terroristas. En palabras de un miembro de la policía de Kenia, los miembros del Mau Mau no eran más que matones y terroristas que hacían más daño a otros negros que a los blancos.


La guerra

Para los británicos el asesinato a machetazos de un destacado jefe tribal leal al gobierno colonial durante una ceremonia de adhesión al Mau Mau, es el detonante del conflicto. Por lo que el 21 de octubre de 1952 se declara el estado de excepción en todo el territorio bajo jurisdicción británica, siendo la primera víctima británica el granjero Eric Bowyer, asesinado a machetazos junto con todos los trabajadores de su granja. Una de las primeras acciones del gobierno colonial es detener a Jomo Kenyatta, quien según el gobierno colonial es el líder del Mau Mau en la sombra. Aunque este reniega en público del Mau Mau, desde el comienzo mismo de las primeras operaciones de saqueo. El 22 de Julio de 1952 en un congreso del KAU pronuncia un discurso en el que proclama que el KAU no es el Mau Mau (Cornfield, 1963 :301-308), y cuando las autoridades le piden que condene la violencia del Mau Mau, en otro discurso público lanza una tradicional maldición kikuyu al Mau Mau, «el Mau Mau debe morir para siempre» (Meredith, 2005: 85).

Este hecho es contestado en las filas del KAU durante una reunión del Comité Central del KAU, en el que importantes miembros del partido increpan a Kenyatta al grito de «nosotros somos el Mau Mau y todo lo que has dicho en Kiambu no debe volver a ser dicho» (Meredith, 2005: 85)

Junto a Jomo Kenyatta, se detiene a un centenar de líderes kikuyu y miembros del KAU. Kenyatta es juzgado, y condenado con pruebas falsas a siete de años de reclusión y es enviado a campos de trabajo. La detención y condena de Kenyatta es el motivo que buscaba el Mau Mau para dar comienzo a la guerra.

La siguiente medida del gobierno colonial es la creación de cerca de 150 campos de detención, como Langata, Athi River y Hola, para internar a las personas acusadas de pertenecer al Mau Mau, y poblados para reubicar a la población civil y facilitar su control. Se construyen unos 800 asentamientos por todo el país. Estos poblados, al igual que los campos de detención están fuertemente vigilados por el ejército británico. Un millón y medio de personas son desplazados de manera forzosa e internadas en estos poblados.

Al mismo tiempo que se toman estas medidas para controlar a la población, el gobierno cogido por sorpresa por la violencia con que se desarrolla la crisis, y viendo que la situación empeora, reclama a Londres refuerzos militares. El nuevo gobernador general de Kenia, Sir Evelyn Baring, insiste en la violencia del Mau Mau y la urgencia con que se necesitan los refuerzos solicitados.

Se envían en el menor tiempo posible desde Egipto e Inglaterra refuerzos militares y policiales, incluyendo escuadrones de bombarderos de la RAF2 (Baxter, 2012: 54). La fuerza militar y policial asciende a unos 22.000 hombres al mando del Teniente General Sir George Erskine. Entre las fuerzas estacionadas en Kenia se encuentran el batallón 11º de los King Africa´s Rifles, Kenya Rifles, que juegan un papel fundamental durante todo el conflicto con el Mau Mau, pero sobre todo en sus inicios, junto con el 1º batallón de los Lancashire fusiliers llegados el 20 de octubre vía aérea desde Egipto3. El 23 de octubre el crucero Kenia llega a Mombasa donde desembarca y se acantona un destacamento de los Royal Marines.

La respuesta británica es tan rápida como brutal, se declaran zonas de combate las áreas del monte Kenia y los montes Aberdare, por lo que se expulsa a la población local allí establecida, se confiscan bienes y ganado y se detiene a los sospechosos de ser miembros del Mau Mau. Al resto de la población se la interna en poblados vigilados y cualquier persona presente en las zonas de combate se asume miembro de la organización y puede ser disparada o detenida. Se planifica y ejecuta la operación Mushroom, que se extiende entre 1953 y 1955, durante la que se bombardean las áreas del monte Kenia y los montes Aberdare desde donde operan los grupos de combate del Mau Mau.

Al mismo tiempo se promueven y se organizan grupos paramilitares compuestos de una mezcla heterogénea de granjeros blancos, trabajadores leales y todo tipo de aventureros, cazadores y guías de safari para que actúen como apoyo a las tropas. Los africanos leales al gobierno colonial se agrupan en unidades de la Home Guard, compuesta únicamente por voluntarios.

En diciembre de 1952 comienzan a llenarse los campos de concentración, se producen torturas indiscriminadas a los detenidos, sin distinción de etnia, edad o sexo. No se discrimina, hombres y mujeres por igual si hay la más mínima sospecha de pertenencia al Mau Mau. El simple hecho de facilitar alimentos a miembros del Mau Mau ya constituye una razón para ser detenido y llevado a un campo de internamiento. Las torturas son el método por el cual se obtiene información de los detenidos, prácticas como obligar a los detenidos a cavar sus propias tumbas. Se propinan palizas, castraciones, violaciones, mutilaciones, etc. En última instancia se trata de doblegar la voluntad de los detenidos y de la población susceptible de unirse o apoyar al Mau Mau. Una de las cuestiones en que más se incide en los interrogatorios a los prisioneros es si han tomado el juramento del Mau Mau.

En Londres el gobierno es consciente de lo que ocurre en Kenia y aprueba y felicita las políticas al respecto que lleva a cabo el gobernador general Sir Eveling Baring. También fiscales y jueces conocen y consienten, tanto en la metrópoli como en Kenia, aunque solo entre 1952 y 1961 decenas de miles de keniatas son detenidos y torturados, calculándose que al menos un tercio del total de la población kikuyu está encerrada en cárceles o campos de concentración para finales de 19544. Sir Evelyn Baring lo reconoce ante el Secretario de Estado para las colonias, Alan Lennox-Boyd y las justifica como la única manera de acabar con el Mau Mau.

Mientras, el Mau Mau continúa atacando objetivos leales a la corona, en enero de 1953 se producen dos ataques a granjas: el granjero Roger Ruck, su familia y un trabajador son asesinados y mutilados por el Mau Mau. Igualmente es atacada la granja Hesselberger-Simpson, donde sus dos propietarias se defienden matando a tres agresores. Las semanas siguientes a estos dos ataques mueren 34 miembros del Mau Mau durante las represalias gubernamentales (Majdalany, 1963: 118-121) y el 26 de marzo de 1953 se produce la masacre de Lari, donde cien miembros de la Home Guard de Kenia y sus familias son asesinados por el Mau Mau y el ataque al cuartel de policía de Naivasha, las dos únicas grandes operaciones del Mau Mau durante el conflicto. El gobierno colonial se aprovecha de esta acción para demostrar al mundo el salvajismo del Mau Mau y justificar las represalias.

En las semanas siguientes a la masacre de Lari y el ataque a Naivasha el gobierno colonial destruye dos pueblos en las cercanías de Nairobi y trece mil personas en total son deportadas a las reservas. Se acusa a estas poblaciones de dar cobijo al cuartel general del Mau Mau en Nairobi. Cuatrocientos miembros del Mau Mau o simpatizantes mueren durante esta operación y sus consecuencias. La masacre de Lari tiene otra consecuencia difícil de gestionar por parte de los líderes del LFA, la perdida de apoyo por parte de la población y el aumento de voluntarios en las filas de la Home Guard.

A finales de abril llega la 39ª brigada de infantería británica5 (Baxter, 2012: 54) dentro de cuya composición figuran los Royal Northumberland Fusiliers y los Royal Inniskilling Fusiliers, y son desplegados en las zonas de combate de Monte Kenia y los Aberdares. Se despliegan también una compañía de blindados de la East African Independent Armoured Car, la 156 batería de artillería pesada anti aérea de los King Africa´s Rifles, y la 1340 Patrulla de la RAF compuesta de bombarderos ligeros Harvard (Magdalany, 1963: 156 y 157)6.

En junio los King Africa Rifles matan en Chuka a veinte trabajadores meru, sospechosos de pertenencia al Mau Mau, diez de ellos, incluido un niño mueren apaleados, mientras todos ellos estaban desarmados. A comienzos de 1954 los esfuerzos militares del gobierno tienen su recompensa, cae uno de los dos líderes más destacados del LFA, el General China que, sometido a 60 horas de interrogatorio proporciona al ejército británico información fundamental sobre los grupos operativos del Mau Mau, zona de operaciones y grado de operatividad de las unidades. Esta acción desencadena la operación Anvil, destinada a desmontar completamente la estructura de mando y los grupos operativos del Mau Mau en Nairobi.

En el mes de abril está todo preparado para comenzar la operación Anvil, el ejército británico rodea Nairobi y unidades de la Home Guard y el KAR entran en la ciudad. Registran casa por casa y chequean la documentación de todo kikuyu, embu o meru. Los sospechosos de simpatizar con el Mau Mau son enviados a los campos de concentración de Langata, Macchinon Road o Manyani siendo treinta mil africanos detenidos, de ellos 2.500 deportados a las reservas (Paget, 1967: 98). Las consecuencias de Anvil son nefastas para el Mau Mau.

En octubre de 1956, después de nueve meses de búsqueda en la zona de los Aberdares, con la detención de Dedan Kimathi, el último de los líderes del Mau Mau, la guerra entra en su fase final, con el comienzo de la inevitable derrota de la guerrilla. Kimathi es la antítesis de Jomo Kenyatta, un líder igual de carismático que considera que la vía política está agotada y que la lucha armada y la resistencia de la población es la única manera de conseguir sus objetivos. Opera en la zona de los Aberdares, atacando a las tropas británicas y a los colonos pero sobre todo, a los africanos leales a la corona.

Es capturado por unidades de la Home Guard y los King Africa´s Rifles y custodiado por la policía colonial, que tiene que emplearse al máximo en su protección ya que grupos de kikuyu, embu y meru leales a la Corona, además de colonos blancos, lo intentan linchar. Al mismo tiempo varios grupos de combate del Mau Mau intentan infructuosamente su rescate. Finalmente es juzgado y encontrado culpable de terrorismo, condenado a muerte y fusilado.

Fred Majdalany en su libro State of Emergency: The Full Story of Mau Mau lo describe de la siguiente manera7:


On 17 October 1956 Kimathi was wounded by Henderson's men but succeeded in escaping through the forest, and after travelling non-stop for just under twenty-eight hours and covering nearly eighty miles, he collapsed near the forest fringe. There he remained for three days, hiding in the day time, foraging for food at night. Early on the 21st he was found and challenged by a tribal policeman who fired three times at his hitting him with the third shot. He was then captured, in his leopard skin coat, and in due course brought to trial and sentenced to death.


Para entonces la derrota militar del Mau Mau es evidente. En 1957 se decreta una amnistía, pero se sigue deteniendo y torturando a miembros y sospechosos de pertenencia al Mau Mau. Al mismo tiempo se trata de introducir cambios políticos, se estudia una reforma agraria y económica destinada a una distribución equitativa de las tierras fértiles de labor y abrir los mercados a los nativos para poder competir con los granjeros blancos en igualdad de oportunidades. Estos cambios se traducen en la creación del plan Swynnerton en 1954. Además, se recupera la vieja idea de celebrar elecciones para elegir representantes que formen parte de gobiernos de concentración nacional dirigidos por la minoría blanca. A comienzos de 1957 entra en funcionamiento el viejo plan de representación política: dos representantes blancos por uno negro, y ocho representantes de la mayoría negra son elegidos en las primeras elecciones celebradas en Kenia a finales de 1957, incluyendo al futuro presidente de Kenia, Daniel Arap Moi, del pueblo Kalenjin.

En 1958, el gobierno blanco colonial admite la paridad entre representantes blancos y representantes negros y catorce nuevos representantes negros entran a formar parte del gobierno. A finales de 1959 entra en vigor el plan Swynnerton, por el que las tierras pertenecientes a los colonos blancos dejan de ser propiedad en exclusiva de estos, cualquier ciudadano puede ser propietario de esas tierras.

Los últimos estertores del conflicto se producen en 1959, cuando 85 detenidos pertenecientes al campo de concentración de Hola que se niegan a trabajar, son llevados cerca del río Tana y son apaleados hasta que once pierden la vida y seis más quedan moribundos. Las autoridades atribuyen las muertes a la ingesta de agua contaminada.

Finalmente, a comienzos de 1960, la minoría blanca reconoce a la mayoría política negra en Kenia y comienzan las negociaciones para abrir un proceso de independencia en Kenia.


Conclusiones

La guerra del Mau Mau es el primer conflicto abierto por la independencia de un territorio en el este de Africa, un conflicto desigual para el que el Mau Mau no estaba preparado y que los nacionalistas keniatas nunca declararon ni planearon como una guerra de revolución.

A nivel político, todos los miembros relevantes del KAU fueron detenidos con Jomo Kenyatta. Con la muerte de Dedan Kimathi el Mau Mau recibe el golpe de gracia al perder al único general con capacidad operativa y que, además, es uno de los últimos líderes carismáticos del LFA.

A nivel material y organizativo se vio obligados a canibalizar el material que encontraban, atacar granjas y centros policiales para conseguir el material necesario para poder planificar operaciones efectivas, vivir sobre el terreno, y en última instancia sostenerse lo que pudieran proporcionar sus simpatizantes en el campo, que era escaso, y que a partir de la masacre de Lari se va reduciendo debido a la falta de apoyo y a la presión de las unidades de la Home Guard y la policía colonial.

La masacre de Lari es el punto de inflexión en el que pasan a perder el factor social, los ataques a la población local, funcionarios, intelectuales y trabajadores del gobierno que se negaban a jurar fidelidad les granjearon la animadversión de la mayor parte de la sociedad, aún peor, disparó las adscripciones de voluntarios en las unidades de la Home Guard.

Como último factor y no menos importante, está la potencia militar del gobierno colonial, en los primeros compases del conflicto no fueron capaces de identificar claramente sus objetivos por carecer de un sistema de inteligencia adecuado, y de que tácticamente fallaron al operar con unidades de gran tamaño en terreno denso y desconocido para ellos, lo que provocó además que las tropas se desmoralizasen con frecuencia. El desarrollo de un adecuado sistema de inteligencia y la utilización de las tropas nativas, conocedoras del terreno y habituadas a él, fue el factor que desniveló la balanza a nivel táctico para el gobierno colonial, que no reparó en medios para ganar la guerra de la manera más rápida y brutal posible.

Se calcula que durante la revuelta mueren cerca de 300.000 miembros o sospechosos de pertenencia al Mau Mau, cien colonos y unos 1.500 keniatas leales al gobierno colonial. En 1961 se declara finalizada la rebelión el KAU y se convierte en el Kenya African National Union, (KANU) el partido político que va a detentar el poder en Kenia durante 40 años.

Entre 1960 y 1961 los británicos trabajan para dotar a Kenia de un sistema de autogobierno pleno, mientras Jomo Kenyatta, ya excarcelado trabaja para convencer a los británicos de su deseo de una Kenia unida, libre para negros y blancos por igual. En este sentido, en 1962, dirigiéndose más a los colonos blancos que al gobierno colonial declara «We are determinated to have independence in peace, and we shall no allow hooligans to rule Kenya » (Meredith, 2005: 90), e igualmente se afana en realizar en público declaraciones condenando el Mau Mau y su violencia «We must have no hatred towards one another. Mau was a disease which has been erradicated, and must never remembered again» (Meredith, 2005: 90).

Finalmente, en mayo de 1963 Kenyatta es elegido primer ministro de la Kenia autónoma y en diciembre se concede la independencia y Jomo Kenyatta se convierte en el primer presidente de la Kenia independiente. Este nunca aceptó responsabilidad alguna sobre las acciones del Mau Mau, aunque es obvio que gran parte del KAU simpatizaba con el LFA y se declaraban miembros, como prueba la censura a Kenyatta después de la declaración de Kiambu.

Actualmente las consecuencias del conflicto aún se hacen sentir en forma de sentencias que condenan las torturas a las que el Gobierno Británico sometió a los detenidos en los campos de concentración durante el conflicto con el Mau Mau, heridas que continúan abiertas para buena parte de la sociedad keniata.


Bibliografía

Baxter, P., Mau Mau. Great Britain, Africa@war series, vol.7, 2012.

Cornfield, F.D., The Origins and Growth of Mau Mau. Nairobi. Colony and Protectorate

of Kenya, 1963.

Kimathi, D., Kimathi's Letters: A Profile of Patriotic Courage. Nairobi, Heinemann

Kenya, 1986.

Majdalany, F, State of Emergency: The Full Story of Mau Mau. Boston. Houghton Mifflin

Company, 1963.

Malcolm, P, King's African Rifles: A History. Pen & Sword Military. 1998.

Meredith, M., The state of Africa. Londres, Simon & Schuster, 2005.

Paget, J, Counter-Insurgency Operations: Techniques of Guerrilla Warfare. New York.

Walker and Company. 1967.

Shiraz D., Never be silent. Publishing & Imperialism in Kenya. 1884-1963. Londres.

Vita Books, 2006


Recursos digitales

https://elpais.com/internacional/2012/10/12/actualidad/1350055120_654660.html

https://elpais.com/diario/2011/04/10/internacional/1302386414_850215.html

http://www.bluegecko.org/kenya/tribes/kikuyu/maumau.htm

http://www.bluegecko.org/kenya/tribes/kikuyu/history2.htm

https://sourcebooks.fordham.edu/halsall/mod/1952kenyatta-kau1.asp

http://www.globalblackhistory.com/2016/07/early-history-cash-crop-agriculture-africa-1880-1930.html

https://www.globalsecurity.org/military/library/report/1984/HRD.htm

Channel four. Secret History: Series 7 Mau Mau. 24 de agosto de 1999. Consultado en https://vimeo.com/156574843







































www.guerracolonial.es

1Información extraída de Mau Mau. Episode. Series 7. Secret History series. Channel four. Emitido el 24 de agosto de 1999. Entrevista a John Maina Kahihu. Min 5.)

2 Durante la contienda, las unidades de la RAF desplegados fueron las siguientes: No.8 Squadron Vampire FB9, No.13 Squadron Meteor PR10, No.49 Squadron Lincoln B2 entre noviembre de 1953 y Julio de 1955, No. 61 Squadron Lincoln B2 entre Marzo y junio de 1954, No. 66 Squadron, No. 100 Squadron Lincoln B2 entre enero y Marzo de 1954, No. 208 Squadron Venoms/Hunters entre 1959 y 1962, No. 214 Squadron Lincoln B2 entre junio y diciembre de 1954, No. 507 Squadron de telecomunicaciones y el 1340 Flight RAF.

3 La operación Jock Scott por la que se detiene a Jomo Kenyatta y se descabeza el KAU es una operación policial con apoyo de unidades militares, dos de las unidades que participan son el batallón 11º de los King Africa Rifles (KAR) y el 1 de los Lancashire fusiliers).

4 En abril de 1954 durante la operación Anvil se detiene solamente en el area de Nairobi a 50.000 personas. De ellos, 20.000 son internados en el campo de concentración de Langata y 30.000 deportados a las reservas.

5 La 39ª Brigada estaba formada por las siguientes unidades: 24th Flying Brigade, 1st Batalion Duke of Wellington`s Regiment, 1st Batalion The XXth The Lancashire Fusiliers, 1st Batalion The Black Watch (regimiento real de Higlanders), 1st Batalion Royal Irish Fusiliers, The Buffs (Royal East Kent Regiment), 1st King`s Own Yorkshire Light Infantry, The Devons regiment y Rifle Brigade.

6 Las tropas británicas se completaron con las siguientes unidades desplegadas a lo largo del conflicto, 49ª Brigada: HQ 49 Independent Infantry Brigade Signal Troop, 1st Battalion The Royal Northumberland Fusiliers, 1st Royal Inniskilling Fusiliers, 1st King`s Shropshire Light Infantry y 1st Gloucestershire Regiment; 70ªBrigada: 2nd Coldstream Guards, 2nd Battalion Scots Guards, 3 Company Irish Guards, 1st Battalion The Cameronians, 3rd The King`s Own Hussars, 1st Battalion The King`s Own Border Regiment, 1st Battalion Royal Fusiliers, 8th King`s Royal Irish Hussars, Rifle Brigade, Durham Light Infantry, East African Independent Armoured Car Squadron, Gordon Highlanders, King`s Regiment, The Staffordshire Regiment y The Kenya Regiment; otras unidades destinadas allí fueron: Royal Artillery, Royal Horse Artillery, una batería de East African Artillery, King`s Shropshire Light Infantry, 156 Battery East African Artilley, Royal Engineers, Royal Army Veterinary Corps, Royal Military Police y Women`s Royal Army Corps.

7 Esta referencia del libro de Majdalany, F, State of Emergency: The Full Story of Mau Mau, la he tomado del informe Emergency In Kenya: Kikuyu And The Mau Mau Insurrection CSC 1984. Coincido plenamente con el autor de este informe en la descripción que hace de la forma de operar de los grupos operativos del Mau Mau, y por eso considero interesante para el lector incluirla de manera casi literal en el presente artículo.