Guerra y Orden Internacional. Siglos XX y XXI

            (War and International Order. 20th and 21st Centuries)

de José Manuel Azcona Pastor y Miguel Madueño Álvarez

 

Reseña de Manuel Burón Díaz

Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, España

 

 

 

 

La editorial Síntesis ha comenzado a presentar una colección coordinada por el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid, Pedro A. Martínez Lillo, y que lleva por título “Estudios y relaciones internacionales”. Cuatro volúmenes han sido publicados ya, pero se esperan próximamente muchos otros, en lo que ya es un proyecto sin precedentes en español para el campo de las relaciones internacionales. El volumen que aquí se reseña ha sido escrito por el también catedrático José Manuel Azcona y el doctor Miguel Madueño, ambos profesores en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Guerra y orden internacional es un breve manual que sintetiza la historia actual de las relaciones internacionales a través de los diferentes conflictos y guerras que se han sucedido desde entonces. Lo que significa, siguiendo la conocida máxima de Clausewitz —“la guerra es la continuación de la política por otros medios”— nada menos que un análisis global y compendiado de la historia de las relaciones internacionales en el mundo durante los dos últimos siglos.

La obra se articula en múltiples apartados que, siguiendo un orden estrictamente cronológico y un ánimo enciclopédico, van recorriendo minuciosamente todos los acontecimientos bélicos o prebélicos en casi cada parte del globo durante las dos últimas centurias, desde los imperialismos decimonónicos hasta el orden mundial actual protagonizado por el fulgurante ascenso de China. Diferentes sistemas internacionales para los sucesivos periodos históricos; alianzas que, no sin cierta fatalidad, se van volviendo más férreas e ineludibles; las tensiones resultantes, los errores al afrontarlas y las maneras que los países idearon para evitarlas; finalmente estallan los conflictos (y de qué manera en el tiempo que aquí se toca, sin parangón en la historia) para resultar en nuevos tratados y reordenaciones que, a su vez, hacen comenzar de nuevo la rueda de las hegemonías y los órdenes globales. No todo son ciclos, por supuesto. Se observan progresos también —y acaso también retrocesos— en la organización de las comunidades políticas y entre ellas mismas, en las leyes y ordenaciones, en los mecanismos de resolución de conflictos, en las normas del juego internacional. También nuevos problemas, derivados de los diferentes contextos: las sociedades, como las guerras, se masifican; los ejércitos se convierten en nacionales —aquel pueblo en armas napoleónico que Goethe brevemente admiraría antes de temer— para volver hoy a profesionalizarse; la tecnología, tan esperanzadora como oscura durante el periodo, y que adquirirá un inmenso y siniestro poder tras la Segunda Guerra Mundial; la creación de nuevos espacios (la guerra en el mar, en el aire, en el espacio y, cuando el espacio físico parecía agotarse, el crucial surgimiento del ciberespacio o el espacio digital). Y siempre la guerra, terrible catarsis, que, cambiando, atenuándose y regulándose por parte de los Estados, nunca desaparece. La guerra como una “relación de Estado a Estado en la que los particulares sólo son enemigos accidentalmente, no como hombres ni como ciudadanos, sino como soldados”, tal como la definiera Jean-Jacques Rousseau. La guerra como una dimensión aparte, apolítica, deshumanizada y también fascinante.

Todo ello es objeto del presente manual. Posee este afán de tesoro y cronograma de hechos y sucesos, más descriptivo que analítico, más diacrónico que teórico. No encontrará el lector teoría de la diplomacia, teleología o casuística, sino un perfecto catálogo de acontecimientos, personajes, hechos y términos al que recurrir y consultar. En ocasiones el estudiante de relaciones internacionales se podrá sentir abrumado por la información contenida, o perdido ante la falta de una mayor articulación temática en tan amplio ejercicio de síntesis, tal es la amplitud de su objeto, pero el conocimiento del tema por parte de ambos autores —la guerra, el colonialismo y los totalitarismos por parte de Madueño, la Historia del Mundo Actual y la Guerra Fría, por el profesor Azcona— es amplísimo, como muestra el nivel de detalle en el tiempo largo y el amplio enfoque.

Entre sus grandes fortalezas destacan la prolijidad y el detalle en la descripción de enrevesados episodios como el Gran Juego asiático, los siempre complejos sistemas de alianzas y de tratados previos a la Primera Guerra Mundial, o las organizaciones internacionales de posguerra y la sopa de siglas típica de los tiempos de Guerra Fría. Las constantes alusiones a las innovaciones tecnológicas, bélicas o diplomáticas en los diferentes conflictos ayudan, entre otras cosas, a comprender la aceleración histórica que los propios contemporáneos percibieron como constitutivas de todo el periodo. No es fácil tampoco encontrar obras que traten con la misma seriedad, rigor y conocimiento el tiempo presente que el pretérito, incluyendo unos valiosos apartados finales que ayudan a comprender el mundo y los temas de hoy: la guerra cibernética, el terrorismo internacional y su influencia en el propio orden global, el uso político y el control de la información como elemento estratégico, y los avances tecnológicos en el campo bélico.

Quizás se eche de menos una mayor alusión a algunos de los debates historiográficos más apasionantes del periodo. No existe mención, por ejemplo, a la querella sobre las causas del imperialismo y la Primera Guerra Mundial, y algunas de ellas tocan de lleno el objeto del manual, no sólo las marxistas —la guerra como epifenómeno del capitalismo— sino las causas meramente políticas a las que aludieron autores como Joseph Schumpeter o Raymond Aron. En ocasiones el título de los epígrafes, aunque imaginativo, se antoja excesivo, como en La misteriosa y enigmática Asia que, aunque en clara alusión al cliché, podría soliviantar algo en un mundo ya familiarizado con el ascenso de China (y con los trabajos de Edward Said). La inclusión de actividades a la finalización de cada capítulo, lo que es directriz de toda la colección, aporta poco y desmerece algo el serio, completo y muy recomendable manual académico que realizan los autores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.guerracolonial.es