Historia de Rusia: de la Unión Soviética a la Federación Rusa

(History of Russia: from the Soviet Union to the Russian Federation)

 

 

Reseña de Javier Rodríguez Abengozar

Universidad Rey Juan Carlos

 

Recibido: 02/05/2020; Aceptado: 06/06/2020

 

 

Núñez de Prado Clavell, Sara, Historia de Rusia: de la Unión Soviética a la Federación Rusa, Madrid, Síntesis, 2019, 330 pp.

 

A la hora de reseñar esta obra, se debe comenzar destacando la excelente labor que ha realizado su autora con un análisis sucinto pero exhaustivo y certero de la historia contemporánea y actual de Rusia. Un país cercano y a la vez lejano a la realidad española, pese a los siglos de lazos diplomáticos y económicos que nos unen. Aunque existen diversas obras sobre la historia de la última centuria de este país, estas suelen caer en el error de realizar una mirada ideológica sin llegar al fondo de la compleja realidad rusa. Parafraseando el prólogo de la propia escritora, Rusia es un país que ha sufrido múltiples cambios políticos y geográficos pero que nunca ha perdido su esencia, lo que ha forjado el carácter indómito de esta región que se extiende entre Europa y Asia. Este libro, estructurado en nueve capítulos, consigue transmitir al lector el alma y la realidad de Rusia de forma cercana y amena en estos tiempos donde las miradas de occidente vuelven a dirigirse al gigante ruso, que resurge en el panorama internacional gracias a la figura del presidente Putin.

El volumen comienza remontándose al siglo XIX, en los últimos tiempos de la Rusia imperial, mostrando la decadencia y el estancamiento del gobierno de los zares, lo que dará lugar a una revolución única en el mundo que acabará con siglos de gobierno de la dinastía Romanov y que sacudirá los cimientos del orden mundial. El lector podrá adentrarse en el nacimiento del nuevo régimen soviético que emerge en medio del fragor de la lucha y de las llamas revolucionarias cargado de un idealismo igualitario que pronto se enfrenta a las dificultades de gobernar un inmenso gigante, con pies de barro, en medio de una guerra civil y un conflicto mundial. A continuación, avanzará a una de las etapas más oscuras de la época soviética, dirigida por Stalin, quien convertirá a la Unión Soviética (URSS) en una potencia de primer nivel en el campo económico, científico, político, militar, etc. Pero todo ello a un coste humano muy elevado y con una política totalitaria que pervertirá este idealismo inicial. Sin embargo, todo ello hará que el régimen soviético se alce tras la Gran Guerra Patria como una de las naciones más importantes dispuesta a competir por la supremacía mundial.

En el siguiente capítulo, el lector se embarcará en el período de la Guerra Fría, el momento de mayor auge de la Unión Soviética. Durante 46 años, la URSS se enfrentará de forma indirecta con su principal oponente, Estados Unidos, por la hegemonía política, militar, espacial o científica. Si bien la Unión Soviética pudo competir con su rival durante décadas, los tremendos costes de este enfrentamiento serán una de las futuras causas del fin del imperio soviético. Tras la muerte de Stalin, la autora se adentra en la labor de los últimos zares rojos. Jruschov será el encargado de desmitificar la figura del anterior dictador soviético e iniciar la desestalinización, abandonado, de esta manera, una de las etapas más oscuras de la URSS. Sin embargo, los fracasos en el escenario internacional, su constante improvisación, los problemas económicos y sus enfrentamientos con la cúpula del Partido Comunista llevarán a que su imagen quede dañada y finalmente sea despojado del poder por sus propios compañeros de partido, dejando un legado lleno de contrastes y proyectos sin materializar.

A continuación, el lector se introducirá en el largo gobierno de Brézhnev en los que la URSS reforzará su presencia internacional como líder de los países comunistas y extenderá la revolución al Tercer Mundo. Asimismo, se aplicará una política de distensión con Estados Unidos y se usará la fuerza armada en cualquier intento revisionista de la doctrina soviética. En cualquier caso, como afirma el volumen, el final de la era Brézhnev vendrá marcada por el estancamiento social, político y económico, la corrupción y una clase política, la nomenklatura, de avanzada edad e incapacidad de realizar las reformas que necesita el país. Sus sucesores, Andropov y Chernenko, serán incapaces de liderar ese cambio en sus tres años de gobierno aquejados por su edad y las enfermedades.

Los siguientes dos capítulos, se centran en la figura de Gorbachov y en los apasionantes últimos años de la Unión Soviética (1985-1991) donde se harán distintos intentos de reforma a través de la Glásnost, la Perestroika y una nueva política internacional pacifista. Gorbachov, en palabras de la autora, es un hombre cargado de buenas intenciones, pero con poco acierto para ponerlas en práctica. Estas reformas, necesarias en un país estancado desde hace décadas, traerán vientos de cambios y modernización en la sociedad, que empezará su apertura al mundo a nivel político, económico y cultural. Sin embargo, también despertarán un conflicto interno entre aquellos que apuestan por el inmovilismo y los que desean profundizar en esta renovación del modelo comunista soviético. A la larga, este enfrentamiento se saldará con la desintegración de la Unión Soviética y la destrucción de su sistema social, que se había mantenido prácticamente inmutable durante décadas, ante el asombro de Occidente.

Como podrán comprobar los lectores, el desmoronamiento de la URSS comienza a acelerarse a finales de 1989 con las revoluciones de otoño, que harán que el Bloque del Este desaparezca, y que uno de los máximos símbolos de la Guerra Fría, el Muro de Berlín, se derrumbe. La rapidez de los acontecimientos desbordará a Gorbachov que perderá la iniciativa y solo podrá actuar eligiendo los males menores para la Unión Soviética. En los siguientes meses, se producirá el enfrentamiento de Gorbachov con Boris Yeltsin, la disgregación de las distintas repúblicas azuzadas por sus reclamaciones soberanistas y el último intento de salvar la URSS por medio de un nuevo Tratado de la Unión que conducirá a un golpe de Estado de donde saldrá un Gorbachov superado por los acontecimientos. Finalmente, tras la constitución de la Comunidad de Estados Independientes, Gorbachov dimitirá el 25 de diciembre de 1991 siendo presidente de una Unión Soviética que había dejado de existir hace tiempo.

En el sexto capítulo, la autora realiza un análisis y un recorrido de gran interés por la historia de las nuevas repúblicas que surgen con la desmembración de la URSS hasta la actualidad y los problemas derivados por el establecimiento de nuevas fronteras y los choques entre nacionalidades. De esta forma, se describen las causas, los orígenes y el desarrollo de enfrentamientos en regiones como Nagorno Karabaj (Azerbaiyán), Osetia del sur (Georgia) y Transnistria (Moldavia) que hoy siguen vigentes. Asimismo, se hace un hincapié en la evolución de las repúblicas islámicas de Asia Central, las cuales, como nos recuerda este libro, tienen importantes recursos gasísticos, minerales y petrolíferos, convirtiéndose en una región de gran importancia para la geopolítica mundial. Por último, se elabora un recorrido similar por las repúblicas bálticas, Bielorrusia y Ucrania, un espacio de gran tensión entre la OTAN y Rusia en los últimos años.

El séptimo apartado se centra en la figura de Yeltsin (1991-1999) y en la creación de la nueva Rusia, la cual estará destinada a ocupar la influencia internacional y el poder nuclear de la desaparecida URSS. Sin embargo, la nueva Federación Rusa se enfrentará a importantes retos como el paso de una economía socialista a una de libre mercado con la privatización y la desnacionalización de las industrias nacionales, la corrupción imperante o el descenso del nivel de calidad de vida debido al desplome de los ingresos del Estado en una Rusia donde aumentan la precariedad, la mortalidad, el alcoholismo o la emigración. Como relata el volumen, esto supone un auténtico colapso económico sin precedentes que causa hondas heridas en una sociedad estupefacta que se ha enfrentado a cambios muy grandes en poco tiempo. La era de Yeltsin finalizará con el conflicto de Chechenia sin cerrarse y con el enfrentamiento con el Parlamento. Yeltsin debilitado por la edad y los problemas de salud, se despedirá de sus compatriotas disculpándose por sus errores en un inédito discurso por televisión y dejando la presidencia en manos de una nueva figura en ascenso: Vladimir Putin.

Los dos últimos capítulos de esta monografía son de gran valor debido a su relevancia actual y la escasa bibliografía existente sobre la historia reciente de Rusia y la figura de Putin, quien ha dirigido el país en los últimos veinte años con mano firme y autoritaria. El primero de ellos, se centra en los dos primeros mandatos de Putin (2000-2008), en su origen y ascenso al poder, las reformas políticas y económicas para sacar al país de la crisis, la lucha contra el terrorismo, el reposicionamiento de Rusia en la esfera internacional y en la preparación de su continuación en el poder en el gobierno con su estrecho colaborador Medvédev para evitar la limitación de mandatos presidenciales.

Finalmente, la autora trata el tercer mandato de Putin (2012-2018) y el cuarto período presidencial, que sigue vigente hasta 2024, junto con algunas cuestiones de actualidad de la Rusia de hoy como las violaciones de los derechos humanos, la censura, los ataques a la democracia y a la oposición política, los intereses gasísticos o petrolíferos, la nueva geopolítica de Rusia y su actuación en diversos conflictos como Ucrania, Crimea o Siria. Asimismo, se analiza el futuro incierto al que se enfrenta el país en torno a la posible sucesión de Putin. Un dirigente fuerte que ha convertido a Rusia en un país nacionalista y patriótico, orgulloso, con ciertos dejes autoritarios y que quiere reclamar su antiguo esplendor. Por último, merece la pena destacar la inclusión en esta obra de una selección de textos, una completa cronología y una extensa bibliografía de gran utilidad para ampliar el conocimiento sobre el país de todos los lectores interesados.

En definitiva, se trata de una monografía realizada con rigor académico e histórico que se convertirá en una obra de referencia sobre la historia reciente de Rusia. La autora ha conseguido hacer un profundo análisis del carácter y la esencia del pueblo ruso junto con los principales protagonistas de la época y la perspectiva del contexto nacional, territorial y geopolítico. Todo ello invita al lector a viajar a nuestro gran vecino del este, desde la Rusia de los Zares a la nueva era de Putin en la actualidad, para entender de forma amena la cosmovisión rusa y el papel que este país juega en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                    

 

 

 

 

 

 

 

www.guerracolonial.es